Llámanos al 910 14 13 76 / 647 935 514

Publicaciones etiquetadas ‘depresión’

trastorno bipolar

El trastorno bipolar

Entre los trastornos más complejos y difíciles de tratar, se encuentra el espectro del trastorno bipolar. Estos trastornos incluyen una combinación de factores biológicos, neurofisiológicos, cognitivos, conductuales y sistémicos.

¿Qué es el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar es una enfermedad mental crónica que afecta aproximadamente al 1.5% de la población. Se caracteriza, principalmente, por intercalar fases de depresión (episodio depresivo) con periodos de manía (episodio maniaco) o hipomanía (episodio hipomaniaco).

trastorno bipolar

El episodio depresivo se caracteriza por un periodo de tiempo, de al menos dos semanas, en el que la persona se siente muy triste y nota cambios en su forma de pensar (los pensamientos se vuelven oscuros y pesimistas); de sentir (tienen sensación de tristeza y ganas de lloras; reducción de la energía y aparición de cansancio; problemas de apetito y sueño; disminución de deseo sexual; mayor irritabilidad); y de actuar (reducen el número de actividades que realizan; y disminuye la atención, concentración y memoria).

Leer más

depresión

Depresión o trastorno depresivo

La depresión es un problema social de primer orden. En la actualidad es la quinta causa de discapacidad en todo el mundo y afecta a un 10% de la población. Además constituye uno de los problemas de salud más incapacitantes y de mayor sufrimiento para quienes lo padecen y para la sociedad en su conjunto.

Leer más

sexualidad en los adolescentes

La sexualidad en los adolescentes

¿Sexualidad y adolescentes?¿Son los adolescentes activos sexualmente? ¿Qué saben de sexualidad los jóvenes de 13 a 18 años? ¿Hay que hablar sobre sexualidad con ellos? ¿Qué está influyendo para que los adolescentes cada vez inicien su conducta sexual con menor edad? Es necesario conocer y abordar la sexualidad en los adolescentes desde una perspectiva biopsicosocial, que permita explicar y entender todos los aspectos esenciales de la misma. De este modo, se podrán atender las demandas y necesidades de los adolescentes para ayudarles a entender que ese eso de la adolescencia y el sexo.

La adolescencia como etapa del desarrollo evolutivo

La adolescencia es una etapa evolutiva que implica el paso de la niñez a la vida adulta. En este periodo se producen cambios tanto a nivel físico, emocional, cognitivo, como relacional. Todos estos cambios se producen un periodo de tiempo breve, lo que hace que cobren gran interés, y generen dudas en el adolescente sobre quién es y en quien se está convirtiendo.

En la sexualidad de los adolescentes, los cambios físicos se producen principalmente en el sistema hormonal e implican un desarrollo pronunciado de la madurez sexual y reproductiva. Se produce la maduración de los órganos sexuales primarios y aparecen los caracteres sexuales secundarios, que van a diferenciar a ambos sexos.

sexualidad en los adolescentes

A nivel emocional y cognitivo también se van a producir cambios importantes en el adolescente. Se va a ir configurando su estilo de personalidad, es decir, su forma de relacionarse con el mundo que le rodea. Así mismo, va a cobrar relevancia el autoconcepto. Puesto que la adolescencia es el proceso psicológico en el cual el infante se transforma en adulto; se va a producir la diferenciación total como individuo. Es decir, el adolescente va a ir construyendo su identidad personal, separada de la de sus referentes hasta entonces, sus padres.

Este proceso evolutivo, por lo tanto, va a culminar en la construcción de la identidad personal del adolescente. Aspectos básicos dentro de este desarrollo personal y social van a ser la identidad sexual y la transición hacia el mundo relacional afectivo-sexual, es decir, la sexualidad del adolescente.

Leer más

Agorafobia

La agorafobia

¿Te genera mucho malestar montar en transporte público o ir a un centro comercial solo? ¿Crees que puede pasarte algo terrible y perder el control? ¿Te sientes mejor si vas acompañado o si llevas un objeto que te dé seguridad? Si respondes afirmativamente a estas preguntas, es posible que estés conviviendo con uno de los trastornos de ansiedad menos conocidos y más comunes: la agorafobia.

Agorafobia

¿Qué es la agorafobia?

La palabra agorafobia está formada por la palabra griega ágora (plaza pública) y phobos (miedo), por lo que es normal pensar que la agorafobia es el miedo a los espacios abiertos. Sin embargo, su significado va más allá y abarca también situaciones en espacios cerrados.

La agorafobia se encuadra dentro de los trastornos de ansiedad. Se trata de un miedo desproporcionado a las sensaciones físicas y más desagradables de la ansiedad (mareo, opresión en el pecho, dificultades al respirar, náuseas…) y/o a sus posibles consecuencias. Es decir, la persona no teme en sí mismo a la situación donde se encuentra, teme las sensaciones que siente su cuerpo ante esa situación. Por ejemplo, no se teme al autobús como tal, se teme al dolor en el estómago, las náuseas y la sensación de mareo que se experimentan. En otras palabras, el autobús es el contexto donde se vive el miedo a las reacciones somáticas de la ansiedad.

Leer más

asertividad

La asertividad

¿Qué es la asertividad? ¿Forma parte de las habilidades sociales? ¿En qué cosiste lo que se denomina habilidades sociales? ¿Por qué son importantes y necesarias?

Las habilidades sociales

Las personas somos seres sociales y como tal necesitamos relacionarnos con los demás para sentirnos bien. Las interacciones sociales son la principal fuente de bienestar para las personas; nos ayudan a vincular y crear lazos afectivos, y esto un potente reforzador. Por este mismo motivo, las relaciones interpersonales también pueden convertirse en fuente de malestar  e insatisfacción. En el caso de que no dispongamos de las habilidades y destrezas sociales necesarias, para establecer buenas relaciones con los demás; va a aparecer el estrés y un gran malestar emocional. De hecho, las personas con pocas habilidades sociales son más propensas a sufrir ansiedad y depresión.

asertividad

Las habilidades sociales incluyen componentes como la asertividad; la comunicación verbal y no verbal; el hacer o rechazar peticiones; la resolución de conflictos interpersonales o la respuesta eficaz a las críticas. Podemos entenderlas  como las conductas, pensamientos y emociones implicados en las situaciones sociales, que nos ayudan a resolverlas de una manera eficaz. De tal forma que consigamos el máximo beneficio y las mínimas de consecuencias negativas, tanto a corto como a largo plazo.

La persona socialmente habilidosa va a hacer valer sus necesidades e intereses, pero también teniendo en cuenta los intereses y sentimientos de los demás; resolviendo las situaciones sociales de forma satisfactoria para ambos.

Leer más 1 Comentario

superdotados

Los superdotados y el éxito

¿Las personas superdotadas siempre tienen éxito?, ¿Sospechas que tu hijo pueda tener altas capacidades y esto te asusta?, ¿Problemas emocionales en personas con gran capacidad intelectual? ¿A mayor inteligencia mejor competencia social?

¿Qué quiere decir ser superdotado?

Socialmente está asociada la idea de tener una alta inteligencia a tener éxito en la vida. Sin embargo se observa que niños con un coeficiente intelectual elevado presentan problemas en el rendimiento escolar, conductuales y de adaptación social. Parece que el hecho de puntuar por encima de la media en las escalas de inteligencia, que miden el coeficiente intelectual, no lleva parejo siempre éxito ni bienestar emocional.

superdotados

Entonces, ¿cómo podemos entender esta paradoja que parece relacionar la inteligencia extrema con la debilidad psíquica? Ser superdotado conlleva un alto nivel de recursos intelectuales; gran capacidad de compresión; de análisis y de memorización. Pero, ¿implica algo más?

Leer más

mejorar nuestra autoestima

Mejorar nuestra autoestima

Tras reflexionar y acercarnos al concepto de autoestima en nuestro artículo anterior “Autoestima, ¿cómo nos valoramos?”, vamos abordar ahora qué podemos hacer para mejorar nuestra autoestima.

mejorar nuestra autoestima

¿Cómo se siente una persona con baja autoestima?

Una persona con una valoración negativa de sí misma a nivel social, laboral, personal, físico… suele sentirse insegura en alguna de éstas áreas, recela de sus propias habilidades y competencias y teme equivocarse a la hora de tomar decisiones. Suele necesitar la aprobación de los demás para ganar confianza, ya que no se fía de su propio criterio.

Del mismo modo, suele aparece un gran sentimiento de inferioridad a la hora de compararse y relacionarse con los demás, lo que puede ocasionar dificultades en sus relaciones interpersonales. Se encuentra constantemente ensimismada en sus pensamientos de duda y temor sobre lo que los demás piensen de ella, el temor a ser rechazada o no encajar con el grupo, a ser abandonada o ridiculizada.

Una persona en esta situación necesita trabajar para mejorar su autoestima y redirigir su conducta hacia sus áreas valiosas.

Leer más

autoestima

Autoestima, ¿cómo nos valoramos?

“Nunca conseguiré el puesto de trabajo de deseo; todos son mejor que yo”;” No debería haber dicho eso, no sé hacer nada bien”;“No me siento capaz de expresar lo que pienso”; “Tengo miedo de no gustarle”; “Que van a pensar de mí sí me quedo callada cuando todos me miran”; “Llego a la oficina y mi compañero no me devuelve el saludo. Seguro que he hecho algo mal y ahora no quiere saber nada de mí” … ¿Cuándo aparecen este tipo de ideas? ¿Cómo te sientes cada vez que vienen a tu mente? ¿Suelen desaparecer o se quedan contigo un tiempo? Este tipo de pensamientos son habituales cuando nuestra autoestima se encuentra deteriorada.

autoestima

Pero… ¿A qué nos estamos refiriendo cuando hablamos de autoestima?

Desde que somos niños nos relacionamos con nuestro entorno; con lo que nos rodea e interactuamos con otros, padres, madres, abuelos, hermanos, amigos, etc. A través de estas interacciones y de las experiencias que vayamos viviendo, vamos a ir aprendiendo tanto a relacionarnos con el mundo como a crearnos una idea de lo que nosotros somos. Es decir, vamos conformando nuestra identidad personal.

Así, en función de nuestras experiencias, de éxitos y  fracasos, de los mensajes que recibamos de los demás; iremos estableciendo un modo de relacionarnos con nosotros mismos y nuestra imagen de nosotros mismos. Construiremos nuestra autoestima, nos valoraremos como capaces o incapaces, resolutivos, buenos o malos, tranquilos, incompetentes, seguros, habilidosos o torpes…

Cuando nos ponemos hablar sobre la idea que tenemos de nosotros mismos, es fácil que nos encontremos con términos que pueden parecernos similares y los vemos a veces como sinónimos. Los utilizamos a diario para referirnos más o menos lo mismo, pero pueden confundirnos y alejarnos de una concepción ajustada y técnica. Vamos a pararnos a reflexionar sobre ellos para poder definir de una forma más clara el constructo que nos ocupa.

Leer más

hipertensión arterial

Hipertensión arterial e inestabilidad emocional

¿La inestabilidad emocional afecta a la hipertensión arterial?

La hipertensión arterial (HTA) afecta aproximadamente a un billón de personas en todo el mundo. Es más, en la actualidad es un problema de salud pública de primer orden. Esto es debido a su alta tasa de incidencia; sus costes económicos; y por su relación con la morbilidad y mortalidad cardiovascular.

Hipertensión Arterial

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica caracterizada por un incremento continuo de las cifras de presión sanguínea. Aunque no hay un umbral estricto que permita definir el límite entre el riesgo y la seguridad, de acuerdo con consensos internacionales, la HTA se define por la presencia mantenida de cifras de presión arterial sistólica iguales o superiores a 140 mmHg y/o presión arterial diastólica de 90 mmHg o superior.

hipertensión arterial

La hipertensión arterial puede clasificarse en dos subtipos de patologías: hipertensión primaria o esencial e hipertensión secundaria. La primera hace referencia a una elevada presión sanguínea sin causa definida; su origen no puede ser determinado orgánicamente y constituye, por lo tanto, un trastorno de carácter funcional. Dicha hipertensión, está positivamente relacionada con factores tales como la edad; el peso corporal; la ingestión de sodio; el consumo de tabaco; o la falta de ejercicio. Por otro lado, la hipertensión secundaria se debe como consecuencia de un fallo o daño orgánico. Por tanto, estaría originada por otras enfermedades como la arteriosclerosis; ciertos trastornos renales; y algunos problemas del sistema endocrino. Muchas veces, la hipertensión secundaria es consecuencia de los propios daños generados por una hipertensión esencial no tratada.

La HTA es muy frecuente. En concreto, en España, es uno de los problemas de salud más comunes y su presencia en adultos, es de aproximadamente un 35%, alcanzando el 40% en edades medias y el 68% en personas mayores de 60 años. De manera que se puede estimar que la hipertensión arterial afecta, aproximadamente, a unos diez millones de adultos españoles.

Leer más

depresión y cáncer

Aspectos psicológicos en oncología: depresión y cáncer

¿Cómo afecta el cáncer al estado de ánimo? ¿Existe relación entre depresión y cáncer?

A pesar de la frecuente asociación de depresión y cáncer, los síntomas depresivos generalmente pasan desapercibidos en esta población y, consecuentemente, no reciben el tratamiento adecuado.

Varios factores contribuyen a que no se perciba la presencia de sintomatología depresiva en enfermos oncológicos. En primer lugar, se considera normal estar deprimido cuando se padece una enfermedad debilitante, crónica y grave que potencialmente amenaza la vida del individuo; es raro el enfermo que no experimenta tristeza; sentimientos de desesperanza o inutilidad; o alteraciones en el sueño; el apetito; o el peso durante su paso por la enfermedad. Otro motivo es que hay casos en los que el diagnóstico de la depresión esta oscurecido por síntomas neurovegetativos que pueden ser secundarios al cáncer o a sus tratamientos.

depresión y cáncer

En general, es probable que, al menos el 25% de los enfermos oncológicos hospitalizados cumplan los criterios para el diagnóstico de una depresión mayor o de un trastorno de adaptación con el ánimo deprimido.

Factores de riesgo entre depresión y cáncer

Se han identificado algunos factores de riesgo para la asociación entre depresión y cáncer. Entre ellos encontramos ser joven; mujer; estar sintomático; y estar recibiendo o bien tratamiento activo contra la enfermedad o bien tratamiento paliativo. Otros factores de riesgo identificados incluyen aislamiento social; pérdidas recientes paralelas al cáncer; tendencia al pesimismo; presiones socioeconómicas; enfermedad avanzada con un grado mayor de incapacidad asociada; deterioro físico significativo; historia de alcoholismo u otras sustancias tóxicas; presencia de enfermedades concurrentes; e historia previa de trastornos del estado de ánimo o de intentos de suicidio.

Leer más

Somos especialistas en:
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Ataques de ansiedad
  • Agorafobia
  • Terapia de pareja
  • Terapia sexual
  • Intervención en adolescentes
  • Trastornos adaptativos
  • Entrenamiento en habilidades sociales
  • Fobia social
Contacta con nosotros:
910 14 13 76 / 647 935 514
  • Información sin compromiso
  • Psicólogo de urgencias en Madrid

comunidad madrid
Centro autorizado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid
Número de Registro: CS15260

ACM psicólogos

Calle Ibiza 36 bajo derecha, Madrid 28009
Metro Ibiza L9 / Metro Saínz de Baranda L6-L9
Horario: 10:00 a 21:00h
Telf. 910 14 13 76
Mvl. 647 935 514

Aviso legal y privacidad

ACM psicólogos
Contacta con nosotros:
910 14 13 76 / 647 935 514

  • Información sin compromiso
  • Psicólogo de urgencias en Madrid
comunidad madrid
Centro autorizado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid
Número de Registro: CS15260

Calle Ibiza 36 bajo derecha, Madrid 28009
Metro Ibiza L9 / Metro Saínz de Baranda L6-L9
Horario: 10:00 a 21:00h
Telf. 91 250 36 92
Mvl. 647 935 514

Aviso legal y privacidad